IBM PCJR. LA LEYENDA DEL CACAHUETE.

ImagenEl IBM Pcjr, cuyo nombre en clave fue “cacahuete” fue una de las máquinas de IBM que mayor expectación generó, pero desafortunadamente, tanta expectación se tornó en frustración y desencanto después de su lanzamiento, hasta el punto de que generó un notable aumento en la ventas del Apple II y más tarde de Macintosh a la par que innumerables críticas por parte de la prensa especializada, de los analistas de la industria, de los distribuidores y del público en general. A pesar de los posteriores cambios que introdujo IBM, el PCjr acabó siendo un fracaso y ello se debió tanto a la estrategia comercial de IBM como al producto mismo.

IBM quiso introducir en el mercado doméstico el PCjr, pero ¿es realmente un computador doméstico?, ciertas características nos pueden llevar a pensar que sí, pero en cualquier caso su precio lo alejaba mucho de ese propósito, debido a que incluía características propias de los equipos profesionales, como conexión en red y una CPU de 16bits. Pero veámoslo más a fondo:

El PCjr es una máquina compacta, la unidad del sistema mide 35cm de ancho por 29cm de fondo y su altura es de 10cm. Su peso es de 2,7kg (sin monitor ni unidad de disquetes), con la unidad de disquetes su peso es de 4kg. Por su parte, el teclado pesa 700gr (800 con baterías) y sus dimensiones son: 34x17x2,8cm.

Atendiendo a sus dimensiones, se trataba, sin duda, de un pequeño sistema, nada difícil de colocar en cualquier lugar de casa. Además disponía también de una bolsa para su transporte.

 Imagen

Se comercializaron dos modelos básicos, el más económico contaba con 64K de RAM, una CPU Intel 8088 (sin opción para montar un coprocesador matemático 8087), una interface serie RS-232, teclado, dos conectores de cartucho y varios conectores para distintas opciones. El segundo sistema añadía 64K más de RAM y una unidad de disquetes de 5 1/4″ y 360K de capacidad.

El teclado (común a ambos) era inalámbrico y se comunicaba con el ordenador a través de un enlace óptico de infrarrojos (IR). Se podía utilizar a una distancia máxima de 6m frente al ordenador y sin obstáculos entre ambos. En principio, esto parecía un punto a su favor para su introducción en un entorno doméstico ya que aporta un plus de confort, pero las frecuentes interferencias que provocaba el uso de los controles remotos de TV, otros computadores e incluso la luz muy brillante tipo fluorescente o la luz solar y la escasa autonomía de las baterías, mermaba la versatilidad que en principio se le suponía.

Pero el mayor problema (y la causa de la mayor parte de las críticas a este equipo) fue la elección de IBM del conocido sistema Chiclet, basado en el uso de teclas de caucho (como las de algunas calculadoras) con lo que el tacto distaba mucho del IBM PC. La realimentación se hacía a oído, las teclas estaban espaciadas en demasía (más de 1cm entre cada tecla) y el sistema no era capaz de mantener un ritmo rápido de tecleo, todo ello hacía muy difícil la tarea de teclear y nadie con experiencia mecanográfica lo consideraba adecuado.

 Imagen

La explicación de IBM para esta extraña elección de teclado era la de los programas educativos, pues con este teclado y su distribución se podrían usar las plantillas que vienen con algunos programas y todas las teclas eran programables por el usuario.

Contaba con 62 teclas (a diferencia de las 83 del IBM PC), sin embargo, se pueden obtener todas las funciones mediante la combinación de teclas. Se trataba, pues, de un teclado muy similar al de otros equipos como el ZX81, el Oric1,…

El teclado fue uno de los primeros cambios que introdujo IBM para intentar corregir el fracaso al que parecía estar abocado su PCjr. Asimismo, otras compañías como Key Tronic y Colby también anunciaron teclados alternativos para el jr.

 Imagen

En el apartado gráfico, decir que no se incluía monitor con el sistema, pero sí toda la circuitería de vídeo necesaria para conectarlo a una pantalla de color RGB de alta calidad, a un monitor de composición estándar o a un aparato de TV estándar en color o B/N.

Dispone de modos gráficos de alta, media y baja resolución (según modelo). En alta resolución se disponen de 4 colores, en media, se obtienen 16 colores en 80 columnas y en baja resolución, se pueden obtener 16 colores con 40 columnas y 2 colores (monocromo) en 80 columnas. Las posibilidades más avanzadas no se encontraban disponibles en el sistema básico (el de 64K) en el que solo se podían disponer de 40 columnas en pantalla con 16 colores (baja resolución).

IBM, con su PCjr, ha mejoró las posibilidades de gráficos del PC, ofreciendo más colores con resoluciones más altas y eliminando el parpadeo habitual en los modos de color del PC.

Pero trabajar en media o alta resolución obligaba a adquirir el modelo más avanzado o comprar una tarjeta de memoria extra, además del monitor de calidad RGB, lo que suponía un desembolso importante, aunque el mayor desacierto en este apartado fue la imposibilidad de conectar la excelente pantalla monocroma de IBM, pues de serie no disponía de ninguna tarjeta o conector compatible con ella, por lo que habría que esperar que el soporte llegara de terceros.

Y ya que hablamos de los conectores, el sistema básico incluía los siguientes: dos conectores para palancas de control, uno para un lápiz óptico, un puerto serie RS-232 para impresora o modem externo, una conexión a una casete como medio alternativo de memoria, dos conectores cartucho y un generador de tonos.

La parte frontal del sistema contiene la unidad de disquetes (opcional) y dos conectores para cartuchos, lo cual ofrece al jr interesantes posibilidades, pues si el fabricante de software pusiese todo o parte de su programa en un cartucho, la mayor parte de la memoria del sistema (excepto la necesaria para el sistema operativo o el lenguaje de programación) se podría utilizar para manejar datos y el disco para memoria externa (y no hay que olvidar que el jr estaba muy limitado en cuanto a memoria interna y externa y que sus unidades de disquetes eran más lentas que las del PC). Cada conector soportaba un cartucho ROM de 64K.

 Imagen

En la parte posterior, encontramos el conector para el módem (etiquetado con la letra M) y un conector para la tarjeta de memoria extra. Los demás dispositivos son igual de fáciles de conectar, no hay siquiera necesidad de abrir la tapa. Para las palancas de mando hay dos puertos señalados con una J, para la casete uno con un C, etc. Hay también un puerto señalado con una L, pero desconozco para que sirve.

 Imagen

Por su parte, la fuente de alimentación está dividida en dos partes: un transformador de gran capacidad (y peso) fuera del sistema y el resto dentro. Esto, absurdo en principio, tiene sus ventajas, pues permite que el interior del computador sea abierto y espacioso.

Ofrecía 33W (frente a los 63,5W que ofrecía el PC), lo que resultaba escaso a la hora de instalar hardware adicional.

IBM suministraba una segunda fuente de alimentación opcional, destinada a atender los 20W extra que requería la unidad de disquetes.

Y en este apartado, en el de las opciones del sistema, IBM incluye también los cables necesarios para utilizar todo el equipo, las palancas de mando, el módem interno, las tarjetas de expansión de memoria (tanto internas como externas), la unidad de disquetes de la que hemos hablado anteriormente, una pequeña impresora térmica en serie, un puerto paralelo y la bolsa de transporte.

 Imagen

 Asimismo, muchos fabricantes de hardware lanzaron una amplia variedad de añadidos para el jr. Quizás los más interesantes fueron las tarjetas multifunción y los chasis de expansión.

En el primer caso, destacaron la Quadboard Jr con 512K de memoria, un reloj/calendario y un puerto paralelo para impresora y la Quadlink Jr que proporcionaba la compatibilidad necesaria para que el software de Apple funcionara en el jr, ambas de Quadram.

Por su parte, Tecmar también anunció su propia tarjeta multifunción que incluía un puerto paralelo, hasta 128K de memoria, reloj/calendario y un paquete de software variado.

En el segundo caso, destacaron los productos de Legacy Technologies Ltd. Estos chasis de expansión se acoplaban encima de la unidad del sistema jr y disponía de tres modelos diferentes:

  • El Legacy I, que era un chasis de expansión con cuatro ranuras, una fuente de alimentación de 50W, un panel de visualización de estado en pantalla LED y el cableado necesario para conectarlo al PCjr.
  • El Legacy II, que incorporaba los componentes del anterior y añadía un controlador, que sustituye al del jr, con una unidad de disquetes adicional de 5 1/4″.
  • Y el Legacy III, que incluye además un controlador de disco duro y una unidad de disco duro fijo de 10MB.

Por si fuera poco, Legacy disponía también de tarjetas adicionales para sus chasis que aumentaban la cantidad de memoria RAM del sistema hasta los 640K, puertos en paralelo y en serie y un reloj/calendario.

 Imagen

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s